Neurodinamica
Es la aplicación clínica de la mecánica y fisiología del sistema nervioso, ya que están relacionadas entre sí y se integran con la función músculo-esquelética, mediante la aplicación de estímulos de deslizamiento y movilización neural, colocando en una posición de tensión previa el nervio que se va a movilizar y a partir de ahí, deslizarlo según los efectos que se quieran abordar, así como de
puestas en tensión y maniobras de apertura y cierre de los “túneles” anatómicos de paso nervioso, tratando de restituir dentro del tejido neural la normalidad tanto química como mecánica para solventar los problemas que generan dolor, parestesias e incluso incapacidad funcional. Resulta de gran utilidad para mejorar problemas de tipo mecánico que afectan a los nervios periféricos.
Es una técnica conservadora que, además, tiene pocas contraindicaciones,  no supone un tratamiento doloroso y puede ser muy provechosa en muchos dolores crónicos.